Destacado

¡Estamos igual!

Jordi me pasa el libro Vida y muerte de la República española de Henry Buckley. ¡Me dice que estamos igual! Me entra la curiosidad de saber por qué hace este comentario.

Fotografia Catalunya
Móra d’Ebre, Batalla de l’Ebre. Novembre 1938. Fons Henry Buckley de l’Arxiu Comarcal de l’Alt Penedès

El autor nació en Manchester el 1904, llegó a España el 1929 y escribió crónicas sobre el país hasta el 1939. Vivió la caída de la monarquía, la Segunda República y la Guerra Civil. Fue un testigo desde las calles de Madrid o Toledo; desde las trincheras de la Ciudad Universitaria o la Batalla del Ebro, donde cruzó el Ebro gracias a Ernest Hemingway que cogió los remos de la barca y no se los llevó el río; hasta la última reunión del Gobierno de la República en las mazmorras – él dice tumba- del Castillo de Figueras y los campos de concentración de Argelers.

El corresponsal de guerra era conservador, católico y tenía una profunda conciencia social: No me imagino Cristo del lado del dinero y del poder. Le decepcionaban las masas de analfabetos, la miseria general y la pobreza de los campesinos sometidos al feudalismo crónico de los poderosos bajo el vergonzante palio de la fe católica. El historiador Paul Preston dice en el prólogo: “El libro está impregnado de la simpatía por los españoles pobres, que apenas se ganaban la vida sufriendo las condiciones en un país dominado por el ejército, los terratenientes y la iglesia católica. Estaba sorprendido por la brutalidad de la policía y los guardias civiles”. Como ahora.

Leer más “¡Estamos igual!”